Turismo en Japón

Todo lo que necesitas saber para disfrutar de Japón al máximo

Información útil

Santuario o templo: Cómo comportarse?

El aspecto más tradicional de Japón es representado principalmente por los monumentos llamados templos (Otera) y santuarios (Jinja), pero ¿sabes cuál es el comportamiento adecuado para cada uno? Para saber cómo nos tenemos que comportar, primero tendremos que saber distinguirlos.

Nombre

La manera más fácil de diferenciar entre templo y santuario es dependiendo de cómo se llame. Los templos se escriben con el kanji 寺 y se puede leer como tera, dera o ji. Por ejemplo: Senso-ji (浅草寺), Kinkakuji (金閣寺) o Kiyomizudera (清水寺).

Los santuarios se escriben como 神社 (jinja) o 神宮 (jingu) y a los santuarios grandes también se les llama taisha (大社). Por ejemplo: Heian-jingu (平安神宮), Itsukushimajinja (厳島神社) o Fushimi-Inari Taisha (伏見稲荷大社).

Entrada

La entrada de un templo está marcado por una puerta (mon) que tiene una estructura considerablemente robusta. En su interior se pueden encontrar dos soldados budistas que protegen la entrada.

Las entrada de los santuarios marcan el punto desde donde se considera territorio sagrado y está marcado por un torii o varios. En este caso, los santuarios están protegidos por estatuas de animales. Como curiosidad, la manera idónea para entrar en un santuario es pasando por los bordes del torii, ya que por el centro pasan las divinidades.

Torii

Figura de culto

En Japón han coexistido dos religiones pacíficamente durante muchos tiempo: el budismo y el sintoísmo (religión indígena japonesa). Debido a esto, cada monumento hace culto a una cosa diferente. Los templos son budistas y hacen culto a Buda o Bosatsu (el estado anterior de Buda). Los santuarios sintoistan hacen culto a los kamis, unas divinidades que se encuentran en cualquier aspecto de la naturaleza.

Debido a esto, en las salas principales de los templos budistas encontramos la figura de Buda ( a veces no se ve). En el caso de los santuarios, existe un altar llamado kamidana, en dónde se guarda un objeto que contiene a kami dentro. Este objeto no se puede ver públicamente.

Otros elementos

En la mayoría de templos podemos encontrar pagodas de varios pisos. También, los templos budistas suelen ser más austeros respecto a la decoración y los colores utilizados. Por otro lado, los santuarios se caracterizan por hacer servir el color rojo y en los grandes santuarios, en sus entradas, podemos encontrar barriles de sake (alcohol hecho con arroz) apilados, para pedir buena una buena cosecha. *A pesar de que el templo Senso-ji sea rojo, no es un santuarios.

Barriles de sake

También podemos encontrar emas y omikujis. Las primeras son pequeñas placas de madera dónde cada persona escribe sus deseos y se cuelgan esperando que se hagan realidad. Puedes encontrarlos de diferentes diseños dependiendo de donde visites. Los omikujis son pequeños papelitos que predicen la fortuna. Hay unos lugares específicos dónde se atan estos papelitos para que la buena fortuna se cumpla y para que la mala fortuna se convierta en buena. Originariamente los dos elementos solían ser propios de los santuarios, pero hoy en día se pueden encontrar tanto en uno como en otro.

Emas
Omikujis

Rituales

Santuario

Lo primero que se tiene que hacer es un pequeña reverencia antes de pasar por el torii y como he menciona antes, es mejor pasar por los laterales y no por el centro.

Una vez dentro del recinto, verás una estructura bien decorado como una fuente pero de aspecto más tradicional llamado fuente de purificación. La manera correcta de purificar tu cuerpo es la siguiente: coge el cazo de madera con la mano derecha, llénala de agua y límpiate la mano izquierdo, haz lo mismo con la otra mano, y por último llena una mano con agua y enjuágate la boca con esa agua. Luego escúpela fuera de la fuente. ¡No puedes beberte el agua directamente del cazo ni tragártela ni esculpirla dentro de la fuente! Acuérdate de dejar el cazo justo como estaba al principio.

Una vez ya en la sala de ofrendas, primero de todo tendrás que tirar alguna moneda en la caja y si hay una campana, hacerla sonar dos veces, suficientemente fuerte para que los kamis te oigan. Después, tienes que hacer dos reverencias, aplaude dos veces, reza con las manos juntas delante de tu pecho y al acabar haz una última reverencia.

Templo

A diferencia de los santuarios sintoístas, los templos no tienen unos rituales tan específicos. En el caso que haya un quemadero de incienso, es idóneo que consiste en quemar un manojo de incienso (se venden en el mismo templo), dejarlos quemar durante unos pocos segundos y después apagarlos sacudiendo la mano, ¡no soplando! Para acabar con el ritual de purificación, clava el incienso en la arena del quemadero y rocíate con el humo que saca. Se cree que su humo tiene cualidades curativas, así que tirándote el humo en lugares concretos se cree que podrás aliviar ciertos dolores.

Quemadero de Incienso en Senso-ji

Por último, para hacer una plegaria enfrente de Buda, simplemente tendrás que lanzar una moneda en una caja y hacer tu plegaria.

Ahora ya sabes cuáles son los pasos a seguir cuando visites un santuario o un tiempo de manera respetuosa y sin ofender a nadie.

Summary
Santuario o templo: ¿Cómo comportarse?
Article Name
Santuario o templo: ¿Cómo comportarse?
Description
Cómo diferenciar entre santuario y templo y también el comportamiento adecuado en cada sitio.
Author
Publisher Name
Turismo en Japón
Publisher Logo

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.