Turismo en Japón

Todo lo que necesitas saber para disfrutar de Japón al máximo

Información útil

Onsen: qué es y cómo comportarse

Los japoneses han sabido aprovechar la naturaleza ingeniosamente para crear un método de relajación perfecto para descansar del constante movimiento de nuestro día a día: los onsen.

El proceso de disfrutar de estos baños es muy diferente a las normas del mundo occidental, por lo que hace que a los extranjeros les pueda resultar incómodo en un principio. Lo más importante a tener en cuenta cuando en los onsens es que la gente se baña completamente desnuda y en compañía.

¿Qué es un onsen?

Los onsens (温泉) son aguas termales naturales ricas en minerales. Debido a que el terreno japonés alberga considerable actividad volcánica, el agua se calienta naturalmente y sale a la superficie. También existen los sento, que son aguas termales artificiales.

En Japón hay miles de onsens, los cuales se suelen encontrar en los ryokan, unas posadas tradicionales japonesas. Éstas se dividen por sexo, aunque en ocasionas también podemos encontrar baños mixtos. También existen los rotenburo, las aguas termales naturales que se encuentran en el exterior. Como una subcategoria del onsen también podemos disfrutar del ashiyu, un pequeño onsen sólo para los pies.

¿Cómo bañarse en un onsen?

Primero de todo es importante destacar que en la mayoría de los onsens están prohibido todo tipo de tatuajes, ya que en Japón éstos se relacionan estrechamente con la yakuza (mafia japonesa). Si tienes tatuajes pequeños, no hay problema, ya que puedes esconderlos con alguna tirita o parche a prueba del agua, pero si tiene tatuajes grandes o éstos cubren gran parte de tu cuerpo es recomendable reservar un onsen privado.

Antes

Generalmente los onsen están separados por sexo, por lo que primero de todo tendremos que entrar en el vestidor correspondiente. El interior del vestuario suele ser bastante espacioso y allí encontraremos una zona con cestas, dónde colocaremos nuestra ropa y otros objetos que llevemos. Si llevas algún objeto de valor, se pueden utilizar unas taquillas con monedas que suelen haber en la mayoría de los onsen.

Dentro tendremos que desnudarnos completamente (los bañadores también están prohibidos). Tampoco podrás llevarte la toalla grande dentro, aunque sí está permitido entrar con una toalla pequeña y alargada, pero que se hace servir para secarnos un poco. Ésta toalla no se puede meter dentro del agua.

Aunque te parezca embarazoso desnudarte enfrente de otros, no es algo por lo que estresarse tanto, ya que éste es el proceso normal y los japoneses están acostumbrados a ello. Y una vez dentro, te olvidarás de que estás desnudo. Pero si realmente te resulta incómodo, puedes usar la pequeña toalla para taparte un poco o sino optar por bañarte en las horas menos concurridas. Aunque para muchos extranjeros éste paso es el más difícil, es una de las mejores maneras de experimentar la cultura japonesa de primera mano y disfrutar de un buen tiempo relajante.

Si quieres te puedes llevar tu neceser con los productos que utilizas para lavarte, pero igualmente dentro también encontrarás los que proporciona el establecimiento, por si quiere ir más ligero de manos.

Durante

Una vez entras en el recinto del baño, encontrarás dos zonas, la de los baños y la de las duchas. Primero de todo, antes de meternos en el agua directamente, tenemos que dirigirnos a la zona de duchas, donde hay un taburete, un cubo y un espejo, y junto a ellos los jabones comunitarios, para lavarnos. Es importante lavarnos meticulosamente para estar limpios antes de entrar en el agua, sin prisas. En el caso que los taburetes y cubos se encuentren apilados en un rincón, tendremos que coger uno de cada y llevarlo delante de una ducha y después devolverlo a su sitio. Cuando acabemos tendremos que limpiarlos con agua para que lo pueda usar otra persona después. Mientras nos limpiemos tendremos que tener cuidado de no salpicar a la gente de nuestro alrededor.

Durante la ducha es recomendable empezar a hacer servir agua caliente para poder irnos acostumbrando a la temperatura, ya que los onsen suelen estar por encima de los 38/40 ºC.

¡Por fin llega la hora de meternos en el agua y relajarnos! Depende de lo grande que sea el onsen puedes encontrar diferentes tipos de baños. Los más comunes son:

  • Agua caliente: encaja con el onsen propiamente dicho. Es importante escuchar a tu cuerpo y saber cuándo es adecuado salir, ya que estar mucho tiempo en agua tan caliente puede llegar a ser peligroso y cada persona tiene un aguante diferentes.
  • Agua fría: suele encontrarse al lado del onsen de agua caliente y se suele combinar con el de agua caliente o como última opción para refrescarte después del baño caliente.
  • Baño exterior “rotenburo: éste se encuentra en el exterior, así que puedes disfrutar del aire frío que refresca la piel mojada de la parte superior del cuerpo a la vez que te mantienes calentito dentro del agua.

El onsen, además de ser una manera perfecta de relajarse, también sirve para socializar, ya que el hecho de compartir la más mínima información en un estado de supuesta vulnerabilidad (ya que literalmente no tienes nada que esconder), favorece a prosperar de una manera curiosa la relación entre las personas. Ésto no significa que un onsen sea un lugar lleno de ruido y cháchara, ya que se mantiene un ambiente muy relajante y silenciosa.

Está estrictamente prohibido nada en los onsen, ya que no es ninguna piscina.

Después

Cuando ya hayas tenido suficiente, levántate lentamente del agua caliente y ves saliendo sin prisas, ya que si haces algún movimiento brusco puedes marearte o resbalar. Antes de salir de la sala del onsen sécate superficialmente el cuerpo con la pequeña toalla. Cuando ya hayas vuelto al vestidor puedes secarte el cuerpo con la toalla, pero si quieres puedes esperar a secarte de manera natural, para que tu cuerpo pueda absorber todos los componentes del agua termal que son buenos para la piel.

En los vestidores hay una gran selección de objetos comunes que se puedes utilizar, como secadoras o bastoncillos de algodón y hasta una báscula.

Una vez vestidos, ya fuera del vestidor, suele haber una sala comuna donde descansar y refrescarse. Se puede encontrar una tele y también, dependiendo del sitio, helados. La mejor manera de acabar con la experiencia, según se lleva haciendo desde hace años, es bebiendo un vaso de leche.

Summary
Onsen: qué es y cómo comportarse
Article Name
Onsen: qué es y cómo comportarse
Description
Explicación de qué es un onsen y los pasos a seguir para bañarte correctamente en él.
Author
Publisher Name
Turismo en Japón
Publisher Logo

DEJA UNA RESPUESTA

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.