Turismo en Japón

Todo lo que necesitas saber para disfrutar de Japón al máximo

A visitar

Los 9 castillos más impresionantes de Japón

Al igual que todos los castillos, el objetivo de los castillos japoneses es también vigilar zonas estratégicas. Originalmente las bases estaban construidas de madera, pero a partir del siglo XVI se empezaron a construir con piedra para que fuesen más resistentes. Debido a que no se llegó a desarrollar completamente la técnica de utilización de la piedra en las construcciones de los castillos por encima de la base, estos siguieron haciéndose de madera.

Los castillos tuvieron tres épocas de destrucción. La primera durante el shogunato Tokugawa (XVII-XIX) debido a una ley que decía que cada daimyo (señor feudal) no podía tener más de un castillo. Después, durante la restauración Meiji (XIX), para dejar atrás el shogunato. Por último, durante la Segunda Guerra Mundial muchos castillos fueron destruidos por los bombardeos.

Después de la Segunda Guerra Mundial muchos castillos fueron reconstruidos o restaurados, algunos con materiales modernos y otros con los materiales originales, y muchos ahora se han convertido en museos.

Castillo de Himeji

También conocido como el “Castillo de la Garza Blanca” fue construido en 1333, y hasta ahora ha sobrevivido a todos los ataques, des de los desastres naturales (como el terremoto de Hanshin en 1995) hasta los bombardeos de la Segunda Guerra Mundial. A pesar de que haya tenido diferentes reconstrucciones, sigue manteniendo su estructura original.

El castillo Himeji, en Hyogo, es el castillo más célebre de Japón, por sus siete pisos de altura (seis exteriores y uno subterráneo) que lo convierten en el edificio más alto de madera en Japón y sobretodo por su espléndida magnificencia que le otorga el color blanco de sus paredes. La entrada a su interior cuesta 600¥.

Podéis visitar la Página Oficial del castillo para más información.

Castillo Matsumoto

El Castillo Matsumoto, ubicado en la prefectura de Nagano, fue construido en 1504, pero en su momento era un simple fuerte que no tenia la majestuosidad que tiene ahora. Fue durante el shogunato de Tokugawa Ieyasu, concretamente desde el 1590, que se le añadieron la mayoría de construcciones que podemos ver cuando lo visitamos. Desde entonces también se le conoce como Castillo del Cuervo, por sus paredes y tejados de color negro.

Fue severamente dañado durante unos terremotos en 2011 y 2016 así que algunas zonas fueron reconstruidas. Como el Castillo de Himeji, el Castillo Matsumoto también mantiene su estructura original. En la segunda planta se encuentra un museo de armas de fuego.

Visita la Página Oficial del Castillo Matsumoto

Castillo de Kumamoto

Junto al Castillo Matsumoto y al Castillo Himeji, el Castillo Kumamoto forma parte de los 3 castillos más importantes de Japón. El castillo situado en la prefectura del mismo nombre, es un excelente modelo de un castillo con una fortificación admirable y efectividad estratégica. El castillo construido entre el 1601 y 1607 sufrió un gran incendio durante la rebelión de Satsuma en el 1877 y se perdieron muchas estructuras, pero las reconstrucciones se hicieron fieles a la versión original.

Desgraciadamente, durante el terremoto de 2016 que afectó a la zona de Kumamoto, se causaron importantes daños y actualmente el castillo está cerrado al público mientras se ejecuta la reconstrucción. Pero igualmente se puede disfrutas de las vistas generales del castillo desde otros puntos de la ciudad. Podéis visitar su Página Oficial para descubrir desde dónde podéis ver el imponente castillo.

Castillo de Osaka

Situado cerca del centro de Osaka, empezó a construirse en el año 1583. Tras haber sido destruido y posteriormente incendiado, no fue hasta el año 1931 que se reconstruyó, así que es un castillo relativamente moderno (¡hasta puedes encontrar un ascensor en su interior!). El castillo de Osaka, que durante su época fue el más grande de todo Japón, ofrece en su interior un museo y desde la planta más alta se puede disfrutar de unas vistas que incluyen el inmenso jardín del castillo, que llega a los 2 km2 , y de los rascacielos que hay cerca de él.

Durante primavera su parque es el lugar favorito de los habitantes de Osaka para disfrutar del hanami (cerezos en flor). Las láminas de oro junto a las paredes blancas y los tejados verdes ofrecen unas vistas majestuosas del castillo, que se puede visitar por 600¥. Para más información

Castillo Nijojo

A diferencia de los otros castillos, este no fue construido con el principal objetivo de defensa, sino como un castillo-palacio. Cuando se visita en Kioto, se puede saber enseguida que es muy diferente a los otros castillos, ya que su aspecto importante no son sus muros ni su altura, sino sus jardines y las salas de tatami tradicionales y decoradas.

El castillo fue construido entre el 1601 y el 1626 y sufrió diversos daños debido a diferentes desastres naturales. Además de sus hermosos jardines y las relajantes salas de tatami, en la entrada se puede encontrar los “pasillos de ruiseñor”, un pasillo de madera construido de manera intencionada para que el suelo chirrie cuando se camina por él, de manera que nadie pueda entrar sin ser escuchado.

Castillo de Nagoya

Este castillo que se acabó de construir en el 1612 fue destruido casi completamente durante los bombardeos de la Segunda Guerra Mundial. Con una estructura moderna que incluye aire acondicionado y ascensor, el castillo ofrece unas vistas de la ciudad y en su interior un museo con reliquias sobre la historia del clan Tokugawa y del castillo en general.

*Desde mayo de 2018 se iniciaron obras que concluirán en el año 2022. Debido a esto, el castillo principal no se puede visitar, pero sus jardines y anexos sí.

Castillo de Kanazawa

Situado en el centro de un grandioso parque, el castillo de Kanazawa fue construido en el 1583 por el poderoso clan Maeda. Después de sufrir diversos incendios, muchas de sus estructuras quedaron en ceniza. Posteriormente sólo algunos edificios del castillo fueron reconstruidos, pero se tiene previsto ir reconstruyendo más. En su interior podemos encontrar un museo que explica las técnicas y materiales tradicionales utilizados para la reconstrucción del castillo. Cerca se encuentra el Jardín Kenrokuen, uno de los jardines paisajísticos más magníficos de Japón.

Castillo de Hiroshima

Localizado en la ciudad de Hiroshima, el castillo también conocido como “Castillo Carpa”, fue destruido el 6 de Agosto de 1945 cuando se tiró la bomba atómica encima de la ciudad. Se reconstruyó la torre principal y después poco a poco se fue reconstruyendo las otras estructuras, utilizando materiales y técnicas parecidas a las originales. A diferencia de muchos castillos, sus paredes están cubiertas de madera y es un panorama distinto para disfrutar. En su interior se puede aprender sobre la historia de la ciudad.

Castillo de Okayama

Al igual que el castillo de Matsumoto, este castillo también se llama castillo cuervo o castillo cuervo de oro (por las gárgolas de oro que se encuentran en sus tejados). Este castillo que se acabó de construir en el 1597 se destruyó durante los bombardeos de la Segunda guerra Mundial y se reconstruyó en 1996. En su interior hay exposiciones de armaduras de samurai y otros artículos de diferentes épocas. En sus terrenos podemos encontrar el Jardín Korakuen.

Summary
Los 9 castillos más impresionantes de Japón
Article Name
Los 9 castillos más impresionantes de Japón
Description
Presentación de los 9 castillos más famosos e impresionantes de Japón.
Author
Publisher Name
Turismo en Japón
Publisher Logo

DEJA UNA RESPUESTA

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.